Ayer estuvimos representando en Calamonte. Sentimos, una vez más, que nuestro “Esparranco” tiene vida propia y que la satisfacción de formar parte de él es inmensa.

Gracias a todos los que asistieron, a los que nos arroparon desde el patio de butacas, a los que colaboraron con nosotros durante el día y a los organizadores del Certamen.

Os dejamos una pequeña muestra de ello.