Este sábado, 19 de noviembre, representaremos nuestro “Esparranco” en Torrejoncillo (Cáceres). No será la primera vez, pero tampoco por ello dejaremos de sentir el entusiasmo y la satisfacción de actuar allí. Nos separan muchos kilómetros y nos espera un día cargado de trabajo, responsabilidad y puesta a punto. ¿Qué más se puede pedir cuando el teatro se convierte en el epicentro de las emociones?

¡Os esperamos!